Un año para recordar

“Hola… ¿Hay alguien ahí?”. Esto es lo que durante mi última visita a España, apenas hace unas semanas, me dicen que se han preguntado al entrar al blog alguno de mis amigos y familiares. La verdad es que sigo por aquí… pero no con demasiado tiempo libre, no tanto como quisiera, para escribir más a menudo sobre las cosas que estoy haciendo a este lado del Atlántico.

Lo cierto es que los últimos meses han sido muy intensos, en realidad… en sintonía con lo que ha sido este año para mí. Si miro atrás 12 meses, poco se parece mi vida ahora mismo a la que comenzara en 2010, y es que ha habido muchos cambios… en casi todos los aspectos.

En lo laboral he tenido dos cambios importantes, en marzo y septiembre, los cuales han ido de mejor a mejor… si antes de llegar a USA me dijeran que iba a estar en esta situación, no creo que lo hubiera creído. De hecho… debido a estos cambios me he visto volviendo a Palma, quedándome en USA de forma indeterminada, pensando en vivir en algún lugar de Asia… para terminar deseando quedarme donde ahora mismo estoy. Estabilidad… no se puede decir que haya tenido mucha… pero tampoco siento que la necesite.

En lo familiar, a mediados de agosto tuvimos una grata incorporación: Daniela, mi primera sobrina. Curiosamente decidió nacer un tal 14 de Agosto, el mismo día que llegué a España después de haber estado  más de un año viviendo fuera. Una pequeña bendición que nos acompañará a mí a mi familia durante el resto de nuestras vidas… quizá desde tan lejos, o quizá desde un poco más cerca…

Con respecto a mi gran afición, los viajes, este ha sido sin duda el año que más he disfrutado. En tan sólo unos meses he visitado Hawaii, Los Ángeles, San Francisco, Las Vegas, Nueva York, Washington, Chicago, Tampa, Daytona y Miami (varias veces) en USA; Cancún, Playa del Carmen y Tulum en México; mi querida Málaga, Granada y Mallorca en España (dónde por trabajo he tenido que venir 2 veces, 5 semanas en total); y ahora mismo estoy escribiendo estas líneas mientas sobre vuelo Suramérica en el avión que me llevará a Uruguay, donde pasaré las Navidades en pleno verano, y cuyo territorio podré por suerte recorrer junto con un buen amigo local, con quién también viajaré al iniciar el año a Florianópolis, atravesando el litoral sur de Brasil.

En lo personal… creo que se podría resumir con que me he vuelto a encontrar conmigo mismo, he vuelto a vivir sólo, he encontrado buenos amigos y realmente estoy disfrutando de la vida que tengo en Orlando. Incluso… he cambiado mi forma de transporte! La verdad es que ha sido toda una sorpresa, porque nunca me había subido en una moto y ahora es una de las cosas que más estoy disfrutando.

No sé si será por el clima, por el trabajo, por la vida que llevo aquí… o por las posibilidades de viaje que tengo… pero realmente me siento muy muy feliz teniendo esta vida paralela, tanto que incluso tuve la sensación que querer volver a “casa” durante mi última visita a España.

Quizá haya sido el destino… o quizá hayan sido las pequeñas decisiones, en su momento poco importantes, las que me han terminado poniendo en este camino… pero lo que empezara como un “sueño americano”, ahora siento que está removiendo los cimientos de todo lo que tenía preestablecido. Quiero ver más, quiero conocer más, quiero aprender más… quiero… vivir más… y creo, que para ello, tengo que despertar de este sueño… para así poder realmente empezar a vivir descubriendo América… dejar que forme parte de mí. Al fin y al cabo, mi patria está en mis zapatos.

Aprovecho estás últimas líneas que escribo este año para desear unas felices fiestas a todas las personas que conozco, aquellas que tengo cerca y aquellas a las que nos separan miles de kilómetros. Me despido deseando que el año que ya mismo entra sea tan bueno como el que nos está dejando… Ojalá tengamos el valor necesario para seguir persiguiendo nuestros sueños. Como diría mi iPod: “Pursue your destiny… while you live your dreams”

Nos vemos el año que viene 🙂
Javi


Anuncios

4 Respuestas a “Un año para recordar

  1. Macho, ahora entiendo porke tardabas tanto…. precisamente no te estabas tocando los huevos, no… te mueves mas ke la compresa una coja, carajo…

    Si no te lo he dicho 152.398 veces, no te lo habre dicho ninguna, pero alla va: me alegro un monton por ti, las cosas buenas les pasan a las buenas personas (JODETE PILI!!!!) asi ke macho, tira palante, feliz navidad y feliz año!!!

    • Tomas!! pues si tio, por eso he estado liado… y lo sigo estando! Al final si que estoy teniendo suerte en la vida, mucha gracia me hace ahora lo de Pili 😛

      Un abrazo y a ver si nos vemos pronto!!

  2. Pingback: Año nuevo… blog nuevo! | Descubriendo América

  3. muy wapo el blog esta completito la verdad y algunas fotos me son muy familiar no se porke jiji un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s