Victima de un Robo Electrónico

Hace un par de meses, cuando hice el viaje por la costa oeste, recibí un correo de mi banco en el que me decía que habían detectado actividad sospechosa en mi cuenta. La verdad es que al principio no me preocupe, de hecho pensé que era normal ya que en apenas una semana había estado en Hawaii, Los Ángeles y San Francisco… pero, cuando revise los movimientos de la tarjeta vi también varios cargos en Nueva York!! Y sin duda estos fueron los que hicieron saltar la alarma, ya que es imposible comprar simultáneamente en las dos costas del país.

Al momento llamé al teléfono de contacto que me venía en el email, y tras identificarme la verdad es que me tranquilizaron bastante, ya que me dijeron que independientemente de las cantidades y el número de cargos, el banco se haría responsable. Lo único es que me tendrían que cancelar la tarjeta en el momento, aunque me dijeron que podrían esperar unas horas por si necesitaba retirar efectivo. Por suerte, la cancelación de la tarjeta fue una molestia menor, ya que aunque me quedaban aun 3 días de vacaciones no estaba viajando solo por lo que no tuve ningún problema.

Tras finalizar la llamada me dieron un crédito temporal por valor de $400, el total de los 8 cargos que me hicieron. Para hacer definitivo dicho crédito lo único que tuve que hacer fue rellenar y enviar un impreso que me mandaron por correo, en el que únicamente tenía que declarar que no tenía ni idea de quién podría estar detrás de estos movimientos (es decir, que no había prestado la tarjeta… ni la había perdido).

Cuando fui a la oficina física para solicitar una nueva tarjeta, no tuve ni que esperar cola. El mismo recepcionista me dio una temporal y me dijo que la definitiva me llegaría a casa en aproximadamente una semana; y además me recomendaron que les avisara la próxima vez que viaje para poner a alguien a revisar los movimientos.

La verdad es que el servicio de detección de fraudes me pareció bastante eficiente, ya que me devolvieron el dinero sin apenas problemas, y lo cierto es que no me lo esperaba porque en USA –como norma general– no es necesario presentar ninguna identificación cuando vayas a realizar una compra con tarjeta. De hecho, hay varios sitios en los que no tienes ni introducir el pin, ni firmar, como en las gasolineras o restaurantes de comida rápida; por lo que a priori la seguridad de las tarjetas parece bastante mala.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s